Hola me llamo

Helio

De una vida de extrema pobreza a la esperanza de ser un gran profesionista

Ver video

Ver video

*Los nombres de los niños se cambian para proteger su privacidad. | © 2017 NPH

Helio y su hermana llegaron a NPH hablando muy poco español, pues su lengua materna es el mixteco.

Desde una alejada comunidad mixteca llamada San Rafael, en las montañas de Guerrero, llegó a NPH Helio*, junto con su hermana mayor Isadora* en 2015. Su padre, de oficio agricultor, y su madre, vendedora de los vegetales que su marido cosechaba, no podían sustentar las necesidades básicas de sus hijos ni apoyarlos para tener una mejor calidad de vida.

Sus padres, desesperados y sufriendo por no poder ofrecerles a sus hijos un mejor futuro pidieron información a Nuestros Pequeños Hermanos™ con la intención de que Helio e Isadora pudieran ingresar. Ellos sabían de la existencia de NPH ya que también apoya a niños de una población cercana, en su mayoría indígena mixteca.

NPH México | Nuestros Pequeños Hermanos

Ambos niños llegaron hablando muy poco español, pues su lengua materna es el mixteco, y con un nivel de educación muy bajo.

NPH México | Nuestros Pequeños Hermanos

“En la escuela de mi pueblo los maestros no iban durante semanas, y aunque no aprendiéramos, nos pasaban de año”, comenta Helio cuando le preguntamos qué pensaba de su escuela anterior.

“Sí me afectó un poco que me regresaran de secundaria a primaria, pues los niños de mi salón son más chicos que yo, pero sé que lo hicieron para que yo aprenda bien. Aquí encontré amigos más grandes de secundaria con los que juego futbol o básquet y me divierto”.

Los papás de Helio les hablaron de NPH a sus familiares con hijos en las mismas condiciones económicas y educativas, y también decidieron enviarlos.

NPH México | Nuestros Pequeños Hermanos

“Aquí con mi hermana, mi prima y mi primo nos gusta platicar cosas del pueblo, como cuando cazábamos animales y corríamos por la montaña, siempre encontrando cosas bonitas.”

Nos cuenta Helio, “pero todos sabíamos que allá no teníamos ninguna oportunidad de salir adelante”.

Al poco tiempo de su ingreso, Helio e Isadora fueron apadrinados por dos personas maravillosas.

Helio nos cuenta que está muy contento
y agradecido con sus padrinos.

Sin ellos no podría estar aquí estudiando y seguramente hubiera tenido que dejar la escuela para ayudar a sus papás. “Mis padrinos ayudan a NPH para que yo tenga comida, ropa, mi uniforme, escuela y hasta para que juegue futbol; aquí también hay muchas cosas bonitas”.

“Me gustaría ser doctor, ingeniero o arquitecto. Mi hermano mayor quería ser arquitecto, pero no le echaba ganas a la escuela y ahora le ayuda en la siembra a mi papá; él siempre me dice que estudie para que yo sí pueda ser lo que yo quiera.”

Helio

NPH tiene un compromiso con sus niños

Le ofrece a los niños "pertenencia". La política de cuidado infantil de NPH está basada en su misión y valores. NPH cría a los niños huérfanos y vulnerables en un ambiente familiar estable, amoroso y seguro.

  • En NPH se pueden sentir seguros en todos los aspectos de la vida y disfrutan de la seguridad sin ser sobreprotegidos.
  • Los niños encuentran una casa permanente en la familia de NPH.
  • NPH recibe a niños huérfanos, abandonados y vulnerables que podrían no haber sobrevivido sin NPH y la posibilidad de hacer de cada niño un miembro permanente de la familia.

El sueño más grande de Helio es ser un gran profesionista y ayudar a sus papás.

Tal vez para el mundo sólo seas una persona, pero para una persona eres todo su mundo.

- Padre William Wasson

NPH México | Nuestros Pequeños Hermanos

Usted puede hacer una maravillosa diferencia en la vida de Helio siendo su padrino.

Usted recibirá noticias sobre el desempeño académico y social,
una tarjeta de navidad con una foto nueva cada año y contestaciones a todas sus cartas.

Vea la diferencia que usted puede hacer en su vida.

Vea la diferencia que usted puede hacer en su vida.

Las personas que patrocinan niños de NPH se llaman padrinos.

El programa de padrinos ayuda de dos maneras:
crea una relación que fortalece la autoestima de los niños y aporta un apoyo financiero constante para el cuidado de los niños.